Factor de crecimiento epidérmico

Factor de crecimiento epidérmico

El factor de crecimiento epidérmico, también conocido como Nepidermina, es una proteína que se encuentra en la sangre, concretamente en el interior de las plaquetas.

Entre las funciones de la Nepidermina podemos resaltar las siguientes:

  • Interviene en la comunicación intercelular, en coordinación con las hormonas y los neurotransmisores.
  • Estimula los procesos internos de reparación y regeneración de diferentes tejidos celulares, como el óseo, el epidérmico o el conectivo (éste es el que ocupa el espacio entre órganos y otros tejidos en el cuerpo humano).
  • Potencia la producción de nuevos tejidos.

Los dos últimos aspectos son fundamentales, ya que forman parte del proceso de formación y renovación de la piel. La industria cosmética ha efectuado importantes estudios de este factor de crecimiento y lo ha incorporado tanto a la formulación de cosméticos como a los posteriores tratamientos y cuidados de la piel.

Esta proteína activa los procesos biológicos de las células epidérmicas por lo que se utiliza en medicina estética tanto para evitar el envejecimiento de la piel como para la curación de heridas y quemaduras.

En Centro Estético Mariche Correcher la incorporamos a nuestros  tratamientos de belleza en Valencia como parte de la personalización de los tratamientos a cada paciente. En general se utiliza en forma de inyecciones, como parte de una mesoterapia aunque también se encuentra disponible en cremas y sérum, para su aplicación directa sobre la piel.

Principales usos de la Nepidermina:

  • Como complemento de un tratamiento anterior, ya sea con láser o con otro tipo de técnicas más agresivas que se utilizan para regenerar zonas intensamente afectadas por enfermedades o por el paso del tiempo. En este caso, se aplica mediante inyecciones subcutáneas.
  • En otros casos, se aplican en forma de cosméticos como parte de un tratamiento personalizado de peeling, masajes específicos o renovación facial.

En medicina estética, como la que realizamos en nuestra clínica, se utilizan preferentemente factores de crecimiento epidérmico de origen vegetal. La proteína se extrae de las células madre de las semillas de algunos cereales, como la cebada, o de las algas marinas. Éstas son fácilmente asimilables por el organismo y no aportan las endotoxinas que contienen las bacterias de procedencia animal.

Los tratamientos de la piel y de estética que se programan en Mariche Correcher se establecen tras un estudio personalizado de cada paciente. A través de técnicas avanzadas (láser, peelings químicos, lifting) o bien de aplicaciones más tradicionales (masajes faciales y corporales) administramos las soluciones más idóneas para lograr que tu piel esté siempre limpia, sana y radiante.

En Centro Estético Mariche Correcher somos expertos en tratamientos de belleza en Valencia.

Mariche Correcher: Un equipo de profesionales de la medicina estética dedicados en exclusiva a tu belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *