T-Shape

TRATAMIENTO ESTÉTICO DE NUEVA GENERACIÓN PARA REMODELAR LA FIGURA Y REDEFINIR EL ROSTRO.

El tratamiento T-Shape combina 3 tecnologías diferentes: fotobioestimulación, masaje subdérmico y radiofrecuencia. A nivel corporal conseguimos reducir volumen

En que consiste
t-shape

Es la mejor solución para remodelar tu cuerpo y rejuvenecer tu rostro ya que el tratamiento T-Shape combina 3 tecnologías diferentes: fotobioestimulación, masaje subdérmico y radiofrecuencia. A nivel corporal conseguimos reducir volumen, movilizar líquidos, eliminar grasa de zonas localizadas y de forma generalizada. Trata de forma eficaz la celulitis. A nivel facial, redefine el óvalo y compacta el tejido.T-Shape es uno de los tratamientos estéticos más innovadores del momento. Mínimamente invasivo, utiliza un total de tres tecnologías distintas para reducir volumen en determinadas áreas del cuerpo, como las caderas o el abdomen: láser frío, radiofrecuencia y drenaje linfático.

Es interesante destacar que no es un tratamiento para adelgazar, pero sí para moldear la figura reduciendo pequeños cúmulos de grasa localizados. T-Shape se puede aplicar tanto en el cuerpo como en el rostro.

t-shape contenido

t-shape combina 3 tecnologías

LÁSER FRÍO LIPOLÍTICO

T-Shape emite un láser frío con una longitud de onda de 640mm que activa la lipólisis del tejido graso cutáneo mediante el aumento de la permeabilidad de la membrana adipocitaria y acelerando la fragmentación de los triglicéridos en agua, glicerol y ácidos grasos, promoviendo el movimiento y eliminación de éstos. De este modo, se reduce el volumen. Los lípidos disgregados se eliminarán a través del propio metabolismo. Todo ello supondría una reducción de volumen corporal, específicamente en las áreas localizadas tratadas.

MASAJE SUBDÉRMICO

T-Shape dispone de la tecnología masaje subdérmico asistida con rodillos motorizados, asociada a cuatro posibles tipos de impulsos dinámicos. El masaje subdérmico succiona y amasa la piel para aumentar la circulación local de la sangre, estimula el drenaje linfático y moviliza el tejido graso activando el proceso de lipólisis. Disminuye el tamaño adipocitario, flexibiliza los tabiques fibrosos y alisa la superficie de la piel. También puede tonificar la musculatura o descontractura.

RADIO FRECUENCIA

T-Shape genera una señal de radiofrecuencia con una corriente alterna de 1.5 MHz, que penetra a 5-10mm de profundidad con posibilidad de emitir en modalidad bipolar o multipolar. El contacto de la radiofrecuencia con la impedancia del tejido provoca calor. La piel al ser rica en colágeno, si se calienta por encima de los 50º se desnaturaliza inmediatamente, los tejidos se contraen y redensifican. En respuesta al calor inicial se produce la formación de nuevo colágeno, dando como resultado una piel mucho más firme, tersa y rejuvenecida.

beneficios del tratamiento

1

Zonas aplicadas

Tanto cuerpo como rostro

2

Tres tecnologías

Para reducir volumen

3

poco INVASIVO

Mínimamente invasivo

4

TECNOLOGÍA AVANZADA

Tratamiento más innovador

consulta gratuita

preguntas frecuentes

Respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes relacionadas con T-Shape:

T-Shape hace uso de la radiofrecuencia para elevar la temperatura del tejido que hay debajo de la piel, consiguiendo así la contracción de los tejidos. ¿El resultado? Un efecto reafirmante espectacular.

A continuación, el láser frío se encarga de liberar la grasa acumulada. Y, por último, el masaje subdérmico con tecnología asistida de vacío, favorece la circulación sanguínea en la zona y estimula en gran medida el drenaje linfático.

La combinación de las tres tecnologías en un único tratamiento estético ofrece unos resultados extraordinarios a la hora de combatir la celulitis y la flacidez. Además, mejora el sistema linfático, al tiempo que reduce volumen y modela la silueta.

Un tratamiento 3 en 1 para decir adiós a la flacidez del rostro y remodelar el cuerpo. El método es 100% indoloro y en pocas sesiones permite eliminar las adiposidades localizadas. No es invasivo, así que no es nada peligroso. Los tejidos adyacentes a la grasa localizada no se ven afectados, y el paciente puede retomar sus actividades diarias inmediatamente después de la sesión.

Sobre las sesiones necesarias para obtener los resultados deseados, para los tratamiento corporales se recomiendan entre 6 y 12, una por semana. Luego, a modo de mantenimiento lo ideal es hacer una sesión al mes. En cuanto a los tratamientos faciales, en la gran mayoría de casos con entre 6 y 8 sesiones es suficiente, una sesión por semana. Luego, del mismo modo que en los tratamientos corporales, hay que realizar una sesión al mes.

Para mejorar los resultados y mantenerlos en el tiempo es fundamental seguir una alimentación saludable y equilibrada. Es decir, favorecer el consumo de frutas y verduras, y eliminar de la dieta las grasas saturadas, las harinas industriales y los azúcares refinados. También es aconsejable hacer ejercicio físico dos o tres veces por semana.

T-Shape está indicado para tratamiento corporales y faciales. En el primer caso es una técnica que funciona muy bien para tratar la celulitis, movilizar líquidos, eliminar grasa y reducir volumen. Se puede aplicar en abdomen, glúteos, caderas, muslos… En el rostro, permite redefinir el óvalo facial, compactando el tejido.

T-Shape es un tratamiento de nueva generación, muy eficaz y totalmente indoloro que permite redefinir el rostro y remodelar la figura. Puedes apostar por esta técnica a cualquier edad, aunque el equipo médico debe valorar cada caso concreto.

otros tratamientos de tecnología avanzada

Ir arriba

Contacta con nosotros