Reflejo piel Mariche Correcher Valencia

Un buen reflejo en tu piel

Más que las arrugas o la flacidez, nos preocupar perder el brillo. Esa luz que es signo de salud y juventud.
Cuando decimos que una piel es lustrosa es porque la percibimos lisa, rellena, hidratada y con un tono uniforme. En un niño todo es luz porque la superficie de la piel
es convexa, pero con la edad se pierde grasa y hay zonas que se tornan cóncavas creando sombras que hacen perder la luminosidad. Pero además de la edad y la genética, hay dos factores externos que son decisivos: el tabaco y el sol. La turgencia de la piel, la distribución de la melanina y la glicación de las proteinas son clave para que la piel sea más luminosa.

¿Qué soluciones te ofrecemos en nuestro centro?

En nuestro centro exiten tratamientos a base de vitamina C, alfahidroxiácidos, ácido retinoico, que aplicados de forma tópica son los más efectivos para restaurar esa luminosidad. Un siguiente paso serían los peelings superficiales que actúan retirando capas de la piel.

Para un acción más profunda, hay láseres fraccionados muy superficiales, que es lo que llaman el rejuvenecimiento a la hora del lunch, que no quitan las arrugas, pero dejan una piel muy luminosa. Para casos muy graves se recomiendan los láseres fraccionados profundos y los peelings. La combinación de botox y rellenos también da luminosidad porque elimina arrugas que crean sombras y zonas de depresión y devuelve los volúmenes de la juventud.

Ahora es el momento ideal, después del verano, para iniciar todo estos tratamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *