¿Qué comer durante el embarazo?

¿Qué comer durante el embarazo?

El embarazo es una etapa muy especial en la vida de una mujer, ya que está gestando la vida de su hijo. Durante este periodo la embarazada precisa una serie de cuidados especiales, especialmente en lo referente a su nutrición. El futuro bebé necesita una serie de nutrientes y complementos que la madre debe ingerir para transmitírselos a través del cordón umbilical. Así la formación y desarrollo del feto serán completos y satisfactorios.

El mito de que una mujer embarazada ha de comer por dos hace tiempo que fue desterrado. Lo sano y recomendable es seguir una dieta equilibrada que incluya todos los nutrientes y vitaminas necesarios, añadiendo algunas calorías extra para que el feto se desarrolle y alcance un peso adecuado. Una mujer no embarazada suele consumir unas 2100 calorías diarias. Una mujer embarazada debería consumir unas 2500 calorías al día.

¡Cuidado con el exceso de peso en el embarazo!

Embarazo no es sinónimo de obesidad. Un peso saludable al final del embarazo sería de  unos 10 a 12 kilos sobre el peso habitual, ganados de forma progresiva:

  • Durante el primer trimestre lo normal es aumentar entre 1 y 2 kilos de peso.
  • En el segundo trimestre el peso se incrementa entre 300/400 gramos por semana.
  • Es durante el tercer trimestre, ya cerca del alumbramiento, cuando más peso se coge: entre 1 y 3 kilos al mes.

Alimentos imprescindibles para un buen desarrollo de la gestación:

  • Calcio (leche y derivados), fundamental para la buena formación de los huesos y dientes del bebé.
  • Hierro (carne, pescado, huevos y legumbres), para la formación de los glóbulos rojos.
  • Ácidos grasos Omega3 (pescado azul y nueces) para el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso.
  • Grasas animales (mantequilla, nata, leche…) fundamentales para el desarrollo del sistema visual.
  • Grasas vegetales (aceite de oliva y girasol) que ayudan a la construcción de las membranas de las células.
  • Proteínas animales (carne, pescados y huevos) que aseguran el crecimiento del embrión.
  • Hidratos de carbono (pasta, pan, patatas y legumbres) que aportan energía durante este período.
  • Vitaminas, necesarias para el desarrollo del feto. En este caso es necesario un aporte extra de algunas de ellas, como es el caso del ácido fólico o vitamina B9. Su carencia puede provocar anomalías en la formación de la espina dorsal y malformaciones congénitas. Es recomendable tomar esta vitamina antes y durante todo el embarazo. Se encuentra en el foie, espinacas, lechuga, nueces, almendras, cacahuetes y melón.

También hay una serie de alimentos de los que no se debe abusar:

  • Hay ciertas bacterias que crecen especialmente en los alimentos no cocinados, como el marisco crudo o algunos quesos, que pueden provocar listeriosis.
  • Embutidos, como el chorizo, jamón serrano y las carnes crudas o poco hechas que pueden causar toxoplasmosis.
  • Es recomendable lavar bien los vegetales, con unas gotas de lejía, ya que pueden contener bacterias.
  • Algunos pescados tienen mercurio, sustancia perjudicial para la salud del embrión, por lo que hay que tener precaución con ellos.
  • El alcohol y la cafeína pueden provocar malformaciones e incluso ser causa de aborto, por lo que es recomendable abstenerse de ellos.

Tras el embarazo, puedes recuperar tu silueta rápidamente con ayuda de tecnología avanzada y tratamientos efectivos. Gracias a la personalización de los tratamientos y a la experiencia de nuestros profesionales, presumirás de tu figura post-embarazo.

En Centro Médico Estético Mariche Correcher somos expertos en tratamientos de belleza en Valencia.

Mariche Correcher: Un equipo de profesionales de la medicina estética dedicados en exclusiva a tu belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *