Cuidados PIel para hombres

Cuidados especiales para la piel del hombre

La piel del hombre es muy suya

La estructura de la piel masculina no es igual que la femenina. Ellos no presentan, para nada, los mismos problemas, por lo tanto, no envejecen igual que nosotras. Para empezar el estrato corneo de la piel del hombre posee un mayor número de capas, hasta 32 contra las 10-20 del cutis de la mujer. Al ser el 20% mas gruesa, se muestra mucho más resistente a los ataques medioambientales.

Los andrógenos y la testosterona, la hormona masculina por excelencia, son responsables de que el nivel de acidez cutáneo sea superior en los varones, por esta razón, sus secreción sebácea es mayor. Efectivamente, aunque sus glándulas sebáceas sean más pequeñas producen más grasa y aunque esto signifique un aumento en las defensas de la piel, también se traduce en una propensión más elevada a presentar poros obstruidos, comedones, una renovación celular más lenta y más casos de acné.

El afeitado es una de las prácticas que más alteran la dermis del hombre.

Mención aparte merece el afeitado, sin ninguna duda, una de las prácticas que más alteran la dermis masculina. Esta hábito acaba por desequilibrar su fina película hidrolipídica. Y no es para menos, ya que con cada afeitado se pueden llegar a destruir 3 capas cutáneas. El resultado de todo ello es una piel irritada, deshidratada y tirante.

Respecto a su envejecimiento decir que su nivel de colágeno es más alto, por eso las arrugas acostumbran a aparecer más tarde. Eso sí, cuando lo hacen, estas son más profundas, precisamente por culpa de su mayor espesor cutáneo. Por eso llegada cierta edad, ellos deben ser doblemente precavidos, y es que las consecuencias de la falta de cuidado las pagan con dureza de un año para otro.

Cuando los fibroblastos pierden su fijación….

Estudios recientes realizados han demostrado que los fibroblastos de la dermis se aferran a las fibras del colágeno en las pieles jóvenes. Esta fijación influye en la dinámica de la células de la dermis y optimiza la síntesis de colágeno. Con la edad, sin embargo, los fibroblastos se desprenden de sus fibras y su capacidad de síntesis se aminora. Este fenómeno es particularmente evidente en el hombre, cuya firmeza se reduce un 20% después de los 45 años. Es por eso que a partir de entonces, los tratamientos antiedad para ellos son obligados.

En los jóvenes, los fibroblastos se aferran a la piel pero con la edad se desprenden, reduciendo su firmeza un 20%, a partir de los 45 años.

Algunas plantas que tiene un destacado protagonismo en la cosmética antiedad masculina: avena, baya goji, ginkgo biloba, ginseng, karité, pino marino, te blanco, galanga, hierba de búfalo, verdolaga, y el último fichaje el jambú que ha demostrado su capacidad para fijar los fibroblastos a las fibras de colágeno y reorganizar así el tejido de sostén, proporcionando un resultado antiarrugas y reafirmante extraordinario. Además, refuerza la densidad de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *