IPL M22 (Luz Pulsada)

El foto rejuvenecimiento facial con IPL se basa en la aplicación de un haz de luz intensa

Trata de forma específica las pigmentaciones oscuras (manchas) y las rojeces de origen vascular (arañas vasculares), la falta de tono y vitalidad de la piel. 

En que consiste
IPL M22 (Luz Pulsada)

El foto rejuvenecimiento facial con IPL se basa en la aplicación de un haz de luz intensa que trata de forma específica las pigmentaciones oscuras (manchas) y las rojeces de origen vascular (arañas vasculares), la falta de tono y vitalidad de la piel. 

Además, al aplicarlo en la totalidad del rostro reduce el tamaño de los poros, la profundidad de las arrugas, unifica el tono de la piel, y ayuda a generar nuevo colágeno en la dermis, aportando una mayor luminosidad al rostro.

el tratamiento

¿Cómo se realiza?

El tratamiento se tolera muy bien y se realiza sin anestesia tópica.  Una vez finalizada la sesión, se puede producir un oscurecimiento de las manchas, pero al cabo de los días se irán aclarando hasta incluso desaparecer por completo con sucesivas sesiones. En pieles con tendencia a mancharse, pueden volver a aparecer con la exposición solar.

Los resultados se pueden ver a partir de la primera sesión, aunque habitualmente es aconsejable realizar entre 3 – 5 sesiones. El número de sesiones dependerá de las necesidades del paciente.

El tratamiento con IPL se puede utilizar en la cara, el cuello, el escote y el dorso de las manos.

Tras el tratamiento, el paciente puede continuar con su rutina diaria, salvo que deberá tener mucha precaución con la exposición solar. Se recomienda el uso de protección solar muy alta, así como evitar la exposición solar directa, por lo que este tipo de tratamientos se desaconsejan en los meses de verano. También se pautará una crema regeneradora.

Se realiza en consulta. Tiene una duración de 30 minutos aproximadamente. Los resultados se aprecian a los 30 días. Está contraindicado en mujeres embarazadas.

beneficios del tratamiento

1

Zona del cuerpo

Apto para cualquier zona y de rápida aplicación

2

RESULTADOS VISIBLES

Resultados visibles desde la 1ª sesión

3

Indoloro

Indoloro y seguro

4

TECNOLOGÍA AVANZADA

Se puede aplicar con otros tratamientos

consulta gratuita

preguntas frecuentes

Respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes relacionadas con Coolsculpting:

El Coolsculpting es una técnica 100% segura y no invasiva. Es igual a la liposucción ya que permite perder varios centímetros, pero sin necesidad de pasar por quirófano. El tratamiento se basa en la aplicación de frío. La temperatura depende de cada caso concreto, aunque generalmente oscila en -10ºC. A esta temperatura las células grasas entran en lo que se conoce como apoptosis y los macrófagos acaban con las células de grasa. Luego, el cuerpo se encarga de irlas eliminando de forma natural a través del sistema linfático.

Un tratamiento que cuenta con una tecnología inteligente, capaz de adaptar la temperatura según la cantidad de grasa a eliminar. Se trata por lo tanto de una técnica personalizada, que se adapta a cada paciente y ofrece unos resultados definitivos.

El Coolsculpting es una de las técnicas más efectivas y seguras que existen para acabar con la grasa localizada. A diferencia de otros tratamientos, el enfriamiento está controlado y ataca únicamente a las células grasas, sin dañar lo más mínimo a los tejidos adyacentes.

Sobre cuántas sesiones son necesarias para ver los resultados, depende de la zona a tratar y de la cantidad de grasa acumulada. En la gran mayoría de pacientes con 2 o 3 sesiones de entre 60 y 120 minutos cada una es suficiente. A diferencia de la liposucción, el paciente no necesita tiempo de recuperación, sino que puede retomar su vida normal inmediatamente después de la sesión.

El Coolsculpting no tensa la piel de la zona tratada. Para ello se pueden utilizar otros tratamientos estéticos de forma complementaria y así conseguir una silueta moldeada y estilizada.

La liposucción es uno de los tratamientos más demandados en el ámbito de la cirugía estética. Se trata de una intervención quirúrgica que consiste en realizar una serie de incisiones en zonas con exceso de grasa. Luego, se introduce una cánula de succión para absorber dicha grasa.

En cuanto al Coolsculpting, hace uso de un aplicador de vacío para aportar un enfriamiento controlado en la superficie cutánea, provocando con ello la muerte celular de la grasa.

Sobre cuál es mejor, depende de cada caso concreto. Por lo general, la liposucción se recomienda cuando el área con grasa es muy grande. Hay que tener en cuenta que el Coolsculpting no requiere de proceso de recuperación porque no es un tratamiento invasivo.

Para mejorar los resultados de esta técnica es requisito indispensable llevar un estilo de vida equilibrado, con una buena alimentación y la práctica de ejercicio físico.

Ir arriba

Contacta con nosotros